Hace un tiempo que no escribimos una nueva entrada en este blog. Y no puedo mentir… regresar después de todos estos meses de libertad, sin responsabilidades y gran alegría fue más difícil de lo que esperaba. Así que en cierto modo era difícil volver a mirar las fotos y escribir sobre estos momentos.

Pero el tiempo pasó y después de saber que el Año Nuevo Chino está llegando, un montón de buenos recuerdos volvieron a la mente.

Pasamos la celebración del año pasado en Penang, el primer lugar que visitamos en Malasia. Aunque no planeamos mucho nuestro viaje por Asia, esta era una de las cosas en nuestro lista de “tenemos que hacer”. Antes de ir a Asia me había enterado que Penang tiene una de las mejores celebraciones lo que terminó siendo realmente cierto.

Algo muy bueno del Año Nuevo Chino es que dura días y hay un ambiente muy agradable y varias celebraciones distintas. Llegamos a Penang el 14 de febrero, y ya llevaban 8 días de celebraciones. Leí en algún lugar que los primeros días eran más para estar con sus familias, así que decidimos ir para la segunda mitad.

Estábamos cerca de Georgetown, la ciudad vieja, y nuestra primera impresión fue que la gente era muy amable y cálida. El personal de nuestro hotel estaba siempre sonriente y hablando y tratando de ayudarnos. Estábamos muy cansados al llegar, pasamos todo el día viajando en autobús desde Ko Lanta (Tailandia) hasta allí, que duró una eternidad (14 horas y 3 autobuses diferentes). Salimos a probar uno de los miles de puestos de street food que había por ahí y después fuimos directamente a la cama.

001

Al día siguiente fuimos a visitar Georgetown, lleno de viejas casas chinas y también una mezcla muy interesante de cultura china, india y malaya. También hay un ambiente muy chulo, con arte en la calle y tiendas monas.

002c002b004

 

002003003b

Por la noche fuimos a los Clan Jetties para pasar nuestra primera experiencia de Año Nuevo Chino: las celebraciones de las familias Hokkien. Los Clan Jetties son casas antiguas chinas construidas cerca del agua, y son parte del patrimonio de Penang. Había conciertos por allí, grandes mesas llenas de comida, que a Thiago le parecían muy apetecibles (como no??), y todas las casas estaban decoradas para la celebración.

010007008009

Mientras sacábamos fotos de una de las casas tradicionales y siendo curiosos sobre  cómo las familias Hokkien celebraban el Año Nuevo, fuimos invitados por una adorable familia a entrar y celebrar la noche con ellos. Fue algo inesperado y encantador! Pudimos aprender mucho sobre su manera de celebrar y probar comida muy rica.

012

En un momento de la celebración, el jefe de gobierno de Penang llegó a la casa y se sentó literalmente a nuestro lado juntamente con la matrona de la familia, seguido por varios periodistas. Sacaron muchísimas fotos de los dos, todos estos flashes fue un poco surrealista jaja. Uno de ellos sacó una foto de nosotros y de la matrona. Todavía me pregunto si esta foto apareció en alguna parte!

011

Antes de volver a casa fuimos a ver los fuegos artificiales. Fue nuestra segunda noche y yo ya estaba enamorada de Penang.

014

013

Los días siguientes los pasamos visitando lugares diferentes, probando comidas de calle deliciosas y muy variadas, caminando un montón alrededor de la ciudad. También pudimos ir al cine por primera vez en meses, porque la película sería en inglés! Vimos el Revenant, no mucha conversación, así que el lenguaje no hizo una gran diferencia.

005b005005c005d006

La siguiente gran celebración que estuvimos fue la del 22 de febrero, la 15ª noche de Año Nuevo. También conocido como el Día de San Valentín chino. Los solteros traen una naranja, escriben su número de teléfono en ella y se la tiran al mar, pensando que quizás podrá ser encontrada por su futuro amor jaja, pero la realidad es que después había un barco recogiendo las naranjas. Me pregunto si los hombres del barco eran solteros, tendrían entonces muchas posibilidades con todas estas naranjas.

015016

También había conciertos en la explanada, que es una plaza muy grande, con una mezcla de atracciones chinas y malayas y también la danza del dragón. Estos chicos eran muy buenos!

016b017

Pero para mí la mejor parte de la noche fueron los fuegos artificiales. Fue tan bonito y tan lleno de colores y un final perfecto para los días que pasamos allí. Esta fue nuestra última noche en Penang y nos fuimos pensando que tendríamos que volver.

018